Datos del III Trimestre de 2011 de Eurostat, referido a los 27 países de la Unión Europea, sobre la evolución del trabajo autónomo sin asalariados o trabajadores independientes, denominados en el ámbito europeo como own-account workers.

El informe confirma un avance en la recuperación del trabajo autónomo en Europa con un aumento moderado de +0,89%, lo que en valores absolutos representa 206.100 autónomos más que el último día de Diciembre de 2010. Con este dato el número de trabajadores independientes en la UE alcanza ya los 23.380.500.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), sin embargo, valora negativamente que el dato en España retroceda en un -1,22% en el mismo periodo, y una disminución de 23.500, lo que deja la cifra en 1.909.800.

El crecimiento europeo se basa en la positiva evolución de los países de mayor importancia económica, así en Reino Unido el aumento acumulado en el año es del 3,29%, en Alemania del 6,02% y en Francia del 3,30%. Sin embargo en los países que atraviesan más dificultades como España, el dato es negativo, así es en Italia que reduce en un -0,18%, Grecia (-3,47%) o Irlanda (-0,34%).

Estos datos, según Sebastián Reyna, Secretario General de UPTA, “demuestran que los países en los que se mantienen políticas de incentivo económico hacia las empresas comienzan a dar resultados positivos en la puesta en marcha de nuevos negocios, mientras que en los países con mayores ajustes el decrecimiento de la actividad empresarial es evidente, dato que el Gobierno español deberá tener en cuenta al confeccionar los Presupuestos para el año actual, intentado que los recortes no afecten las políticas de fomento del autoempleo y el emprendimiento”.