A partir del 1 de junio y gracias al acuerdo firmado por la Unión Europea y Estados Unidos, los productores de alimentos ecológicos, exceptuando por el momento el vino, de ambas regiones económicas tendrán más fácil el acceso a estos mercados, con menor burocracia y coste.

Para explicar el fundamento de este nuevo acuerdo comercial y presentar a las empresas nuevas oportunidades de negocio y gestión, CNTA y CPAEN-NNPEK celebraron en el entorno de la 8ª semana ecológica, un encuentro profesional.

“Sólo en Europa ya hay mucho campo donde vender productos ecológicos, concretamente aquí se concentra el 51% del consumo global, pero el acuerdo firmado por la Unión Europea y Estados Unidos, abre las puertas a otro 46%”, con estas palabras se presentaba Sara Machín, de CPAEN- NNPEK, en la jornada celebrada el viernes 20 de abril en el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria.

El nuevo acuerdo comercial y las oportunidades que la I+D+i ofrece al sector abren un abanico de oportunidades que seguramente ayuden a mejorar una cifras económicas que año a año en Navarra van mejorando. Según Machín, existen ya más de 1000 alimentos certificados por el Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra-Nafarroako Nekazal Produkzio Ekologikoaren Kontseilua (CPAEN-NNPEK). Además se ha duplicado el número de hectáreas destinadas a la producción ecológica: de las más de 30.700 de 2010, se ha pasado a 71.000 en 2011 y la facturación en 2011, alcanzó los 23,3 millones de euros, un 2’1% más que en el año anterior.

El acuerdo comercial de “equivalencia” firmado por EEUU y la Unión Europea, se une a los ya firmados con Argentina, Australia, Canadá, Costa Rica, India, Israel, Japón, Suiza, Nueva Zelanda y Tunez, todos ellos recogidos en el Anexo III del Reglamento 1235/2008 que es la norma por la que se rige la producción y etiquetado de los productos ecológicos.

En el encuentro también participó Iván Nieto, Director de Asistencia Técnica de CNTA, quién presentó a los asistentes los aspectos básicos a tener en cuenta para poner un producto en el mercado estadounidense una vez conseguida la certificación de equivalencia otorgada por una entidad de control reconocida por la Comisión Europea, como es el caso de CPAEN-NNPEK (que en la actualidad controla más de 40 aspectos para certificar como ecológico un producto).

Nieto, incidió en cada uno de los pasos necesarios requeridos por la FDA, autoridad americana bajo la que recae la potestad de autorización del mayor número de productos alimenticios que se quieren introducir en el mercado norteamericano. Un proceso “largo” en el que hay que estudiar a fondo la reglamentación técnica y legal que se debe cumplir y que se debe afrontar con unas mínimas garantías de éxito y de forma recomendable, avalados por una Autoridad de Procesos reconocida, como puede ser CNTA en España.

La obtención y aplicación de aditivos de origen natural, así como la utilización de nuevas tecnologías, para conseguir prolongar la vida útil de los productos; y la planificación de un sistema de control analítico en la producción ecológica fueron otros de los dos grandes temas que centraron la jornada y que pueden ofrecer al sector nueva fórmulas de innovación y gestión.

En el primer caso, motivado por el interés de la sociedad por consumir productos saludables, centros tecnológicos como CNTA están investigando con extractos naturales obtenidos de las plantas para conseguir aditivos naturales ( antioxidantes, colorantes, edulcorantes,…) que una vez extraídos, estabilizados y evaluada su actividad se pueden usar en producción ecológica.

En el segundo, la planificación de un sistema de control se apunta como fórmula no sólo de verificar el marco legislativo aplicable a la producción ecológica, sino también como fórmula de asegurar un alto nivel de seguridad alimentaria. Hasta ahora, como indicó Sergio Rivero, Responsable de Plaguicidas de CNTA, los controles analíticos más habituales en este tipo de producción tienen que ver con la verificación de la inexistencia de plaguicidas, OGMs(Organismos genéticamente modificados) y antibióticos, sin embargo, Rivero incidió en la necesidad de las empresas de contar con un sistema de autocontrol que regule aspectos básicos como el cuándo y cómo realizar los controles o factores externos a tener en cuenta: derivas en campo, contaminaciones en el transporte de mercancías; en el almacenamiento o procesado o sustancias producidas de forma natural en los alimentos.

Por lo expuesto en las ponencias, en las que participaron representantes del MAGRAMA, CPAEN y CNTA, se percibe que el sector ecológico que se encuentra ante una verdadera oportunidad de crecimiento y consolidación.