Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla las únicas que registraron un crecimiento de autónomos en el primer trimestre de 2012.

Durante el primer trimestre de 2012, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio decrecer su número de afiliados en 20.871 autónomos, pasando de los 3.071.669 en diciembre de 2011 a los 3.050.798 en marzo de 2012. Este decrecimiento supuso, en términos relativos, un descenso del -0,7%; cifra que muestra un aumento en la pérdida de empleo autónomo con respecto al mismo trimestre del pasado año, donde el descenso registrado fue del -0,5%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.

Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla fueron las únicas que vieron aumentar el número de emprendedores, un +1,1% y +0,1% respectivamente. El resto registraron pérdidas en el RETA, siendo Asturias, Cantabria y Castilla la Mancha las comunidades que lideraron la caída de emprendedores, todas ellas con un -1,0% en ambos casos, lo que se tradujo en 755, 428 y 1.500 trabajadores menos afiliados al RETA, respectivamente. Le sigue Comunidad Valenciana con un descenso del -0,9%. La actual situación de crisis económica también sigue afectando con dureza a los autónomos de Aragón, Castilla y León y Cataluña, comunidades que han visto descender el número de trabajadores autónomos un -0,8%, por encima de la media nacional (-0,7%). Junto a estas comunidades, con porcentajes idénticos a la media nacional, se encuentran Galicia y La Rioja, ambas con descensos del -0,7% en el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores de Autónomos.

Con descensos ligeramente inferiores a la media nacional se situaron Canarias, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia y País Vasco, todas ellas con una pérdida de trabajadores por cuenta propia durante el primer trimestre del año del -0,6%. Navarra, por su parte, registró un descenso de autónomos del -0,5%. Andalucía y Baleares, ambas con un descenso en de autónomos del -0,4% durante el primer trimestre del año, fueron las comunidades que mejor comportamiento registraron.

En valores absolutos, Cataluña (4.070 autónomos menos), Valencia (2.839 autónomos menos), Madrid (-2.145 autónomos), Andalucía (-1,855 autónomos), acapararon el 52% del total de las bajas en los tres primeros meses de 2012. En el extremo opuesto – sin tener en cuenta los crecimientos de Ceuta y Melilla – se situaron Baleares (-31 autónomos) y La Rioja (-190) y Navarra (-238), cuyo descenso de autónomos supuso tan sólo el 2,1% del total.

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba que únicamente Málaga (+285 autónomos, +0,3%) y las ciudades autónomas de Ceuta (+34 autónomos, +1,1%) y Melilla (+2 autónomos, +0,1%) vieron aumentar su número de autónomos en los tres primeros meses de 2012.

El resto de provincias españolas no lograron crear empleo autónomo neto a lo largo del primer trimestre del año y vieron descender su número de autónomos, liderando dicha pérdida las provincias de Toledo, Ávila y Soria, todas ellas con un descenso del -1,2%.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo, un trimestre más, la construcción ha sido el que ha registrado una mayor pérdida en el número de autónomos, al descender un -2,7% el número de afiliados al RETA, (10.772 trabajadores por cuenta propia menos), y que representó el 51,6% de la pérdida de afiliados al RETA en el trimestre. Es decir, uno de cada dos autónomos que han dejado de cotizar a la Seguridad Social en los tres primeros meses del año ha sido del sector de la construcción.

El comercio (- 3.175 autónomos), la industria (-2.279 autónomos), la agricultura (-1.448 autónomos) y el transporte (-1.332 autónomos) han sido los otros grandes afectados por la crisis, siendo el número de bajas registradas mucho más elevadas que las nuevas altas. Otros sectores que también se han visto afectados en lo que llevamos de 2012 por la actual crisis fueron agricultura (6.821 autónomos menos, -2,4%) y actividades administrativas, con una pérdida neta total de 1.105 autónomos en relación a diciembre de 2011, lo que supone un descenso del -0,9%. La hostelería, por su parte, tampoco ha logrado cerrar el trimestre en positivo y el número de cotizantes al RETA ha descendido un -0,3%, 904 autónomos menos.

Sin embargo, durante el primer trimestre del año, ha habido dos sectores que a pesar de no ser los tradicionales ni los que engloba al groso de autónomos, han registrado significativos aumentos en el número de cotizantes al RETA: educación (+860 autónomos) y actividades financieras y de seguros (+259).

Febrero y marzo 2012: cambia la tendencia

El brusco descenso del número de autónomos registrado durante el mes de enero se está viendo amortiguado por los crecimientos en el número de emprendedores registrados en los meses de febrero y marzo, aunque dichos aumentos no han logrado compensar la pérdida del primer mes de año.

Es decir, durante el mes de enero el descenso de autónomos fue de 30.458 cotizantes menos, mientras que en febrero y marzo registramos ligeros aumentos en el número de emprendedores, concretamente 4.721 en febrero y 4.866 en marzo, hasta cerrar el trimestre, como ya hemos apuntado, con 20.871 autónomos menos.

Durante el pasado mes de marzo, se confirma la tendencia positiva: el número de trabajadores autónomos afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos RETA aumentó un +0,2% en los meses de febrero y marzo tras siete meses consecutivos registrando importantes descensos.

Fuente:
ATA NAVARRA (Asociación de Trabajadores Autónomos de Navarra)