El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,4% el pasado mes de abril (un 1,3% en Navarra) en relación al mes anterior por efecto del encarecimiento de las gasolinas, del vestido y el calzado, de la luz y del tabaco, y situó su tasa interanual en el 2,1%, dos décimas por encima de la de marzo y una décima superior a lo avanzado inicialmente, según confirmó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta subida mensual de los precios registrada en abril supone la tercera subida consecutiva en 2012 y además la más alta en cinco años, pues no se experimentaba un incremento mensual tan elevado desde abril de 2007, cuando el IPC también aumentó en el mismo porcentaje, un 1,4%.

Por su parte, la tasa interanual del IPC vuelve a subir en el cuarto mes del año después de haber bajado hasta el 1,9% en marzo. Este repunte interanual se debe, sobre todo, al encarecimiento de la factura de la luz y al alza de los precios del tabaco. En concreto, la electricidad aumentó más de ocho puntos su tasa anual, hasta el 9,4%, lo que llevó al grupo de vivienda a registrar en abril una variación interanual del 4,7%, más de un punto y medio por encima de la de marzo. Por su parte, el repunte de los precios del tabaco condujo al grupo de bebidas alcohólicas y tabaco a incrementar tres puntos su tasa interanual, hasta el 5,1%.

“Los autónomos, que no se pueden permitir seguir perdiendo volumen de negocio, optan por no repercutir estas subidas del IPC en sus servicios y productos, perdiendo así ellos poder adquisitivo. Se plantea una nueva cuesta de enero, en plena primavera”, asegura Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos. Por ello, ATA invita al Gobierno a seguir con las reformas de tal manera que se empiece a generar un clima de confianza que nos permita salir de esta situación de crisis en el menor tiempo posible.

Fuente:
ATA NAVARRA (Asociación de Trabajadores Autónomos de Navarra)