Fecha:
2012-01-06
La patronal ve más dificultades en cuestiones relacionadas con la negociación colectiva. CCOO arremete contra la fórmula de los “miniempleos” pero está dispuesta a pactar el contrato a tiempo parcial.

Madrid.
Patronal y sindicatos ven cada más cerca el acuerdo para la reforma laboral y extenderán las negociaciones más allá del 7 de enero, la fecha límite marcada en principio por Rajoy para que la CEOE, CCOO y UGT alcanzaran un pacto. A partir de entonces, el Gobierno legislaría unilateralmente, aunque las reformas no tendrían efecto hasta marzo, con lo que aún hay días para que los agentes sociales logren el tan ansiado pacto.

El vicepresidente primero de CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, aseguró ayer que las organizaciones empresariales y los sindicatos "están acercando posturas" y que, en estos momentos, "están bastante cercanos a poder llegar a un acuerdo" sobre la reforma del mercado laboral.

No obstante Fernández ha recordado que "la reforma debe ser profunda" y que "no se puede andar con pequeñas cosas", por lo que las partes necesitarán un poco más tiempo a partir del próximo 7 de enero para cerrar los temas en los que hay más diferencias.

Fernández reconoce que sindicatos y patronal "quizás estén más lejos" del acuerdo en las cuestiones relacionadas con la negociación colectiva, como la flexibilidad de los horarios o los salarios, con lo que habrían decidido dejarlas "para después".

Lo que si ha dejado claro el vicepresidente primero de la CEOE es que éste es el "el momento oportuno" para hacer la reforma laboral, "no sólo para los empresarios, sino también para los trabajadores". "Cinco millones de parados marcan una pauta tan cruel como para que las partes nos pongamos de acuerdo", añadió.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo también restóo importancia al plazo dado por Rajoy, pues el 7 de enero, ha recordado, cae en sábado, y se trabaja, por tanto, con un plazo más flexible.

"Supongo que Rajoy no estaba pensado en poner en marcha el domingo un decreto con el contenido de ese acuerdo o a partir del desacuerdo. Por lo tanto estamos trabajando con márgenes un tanto más flexibles, con una negociación compleja, pero que avanza a un ritmo adecuado", precisó Toxo aseguró que la discusión con la patronal para prorrogar la moderación salarial está muy avanzada, por lo que cree que el acuerdo está próximo.

Toxo se refirió también al contrato a tiempo parcial como una "pieza importante" de la negociación con la CEOE sobre la reforma laboral. Al respecto dijo que es un asunto difícil sobre el que se está tratando de buscar el equilibrio entre la necesidad de facilitar la actividad a las empresas y el respeto a los derechos de los trabajadores.

Sobre la posibilidad de impulsar el miniempleo (trabajos parciales de baja remuneración), el responsable de CCOO se mostró contrario, porque cree que no es una receta adecuada para España, donde considera que lo más importante sería hacer aflorar el empleo sumergido "para acomodar la tasa de paro a la realidad". Explicó que la fórmula del miniempleo obedece a un contexto muy específico, el de Alemania, donde se ha utilizado esa fórmula como complemento para personas que ya tenían otro trabajo y podían así completar sus ingresos. >d.n.

Toda la información de Navarra en www.noticiasdenavarra.com