La accesibilidad es un valor añadido para todos los viajeros según las primeras conclusiones de las Jornadas de Turismo Accesible y Sostenible que se están celebrando desde ayer en la localidad navarra de Ollo, organizadas por la cooperativa de iniciativa social Gure Sustraiak y que fueron inauguradas por Juan Luis Sánchez de Muniáin Lacasia Consejero del Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra.

El Consejero destacó como el turismo rural “es fundamental para el desarrollo de la economía local”, por lo que es importante en Navarra “ofrecer un turismo para todos, asentado en valores, como es la igualdad de todas las personas”. En la apertura de la jornada participaron además el alcalde del Valle de Ollo, Javier Pérez Cuevas y Raúl Pilar Garces, socio fundador de Gure Sustraiak.

La ponencia central de la primera mañana de las jornadas corrió a cargo de Miguel Nonay de “Viajeros sin límites” y blogger (www.asaltodemata.com), además de especialista en turismo accesible, que habló de su experiencias viajeras y de aventura y de la necesidad de “espacios No Limit” que puedan ser disfrutados por todos.

Nonay desarrolló en nuevo concepto de turismo inclusivo, que va más allá de la accesibilidad, y que es un elemento transversal que “afecta a todos los agentes turísticos”. Es además un valor añadido para los destinos y explicó el ejemplo de Avila, que “en un año en el que el turismo no fue muy bueno, tuvo un incremento del 7% de las personas con diferentes capacidades” al haber desarrollado un recorrido accesible en sus murallas que les permitía conocer la ciudad.

Una tercera característica es el nicho de mercado, con 127 millones de personas con alguna discapacidad en Europa, que además viajan acompañados. A lo que se añade que “todos vamos a llegar a edades avanzadas” y necesitaremos destinos accesibles. Se trata además de un nicho de empleo, no solo directamente en el sector, sino también por la formación especializada que requiere.

Información veraz

Nonay destacó la importancia de que toda la información que ofrezcan los establecimientos y lugares de destinos sea veraz. “Hemos detectado en las redes sociales los problemas que se tienen al viajar porque suele haber sorpresas, al no ser accesible todo” y hoy en día la valoración de los usuarios se hace pública en internet y adquiere mayor difusión que la publicacidad pagada.

De ahí que un establecimiento turístico tenga que ser “un contenedor de experiencias positivas” para todas las personas independientemente de su capacidad y sin incremento de coste para el usuario. En eso consiste la accesibilidad inteligente, por ejemplo, que “las habitaciones accesibles sean las más deseadas por todo tipo de clientes, porque son las más cómodas y prácticas y al mismo precio”.

Se trata de las primeras jornadas que se celebran en la Comunidad Foral, organizadas por la Cooperativa de Iniciativa Social, Gure Sustraiak en las que se une el concepto de accesibilidad y turismo inclusivo, con el sostenibilidad medioambiental y social. A lo largo tres días profesionales del sector y expertos abordarán cuestiones como el viaje sin limitaciones, la economía social y solidaria, ocio y discapacidad en entornos naturales y terapia asistida con animales, además incluir mesas redondas y talleres prácticos.