El programa Aval Nafinco del Gobierno de Navarra para el fomento de la liquidez, la inversión empresarial y la vivienda otorgó 2.528 avales entre 2009 y 2011, con un importe total de 273.862.153 euros, lo que permitió la concesión de préstamos a empresas y particulares por importe de 688.214.606 euros.

El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda Simavilla, y la consejera de Desarrollo Rural, Industria, Empleo y Medio Ambiente, Lourdes Goicoechea, informó ayer del balance de Aval Nafinco y de los dos programas de avales que gestiona la empresa pública Sodena para el año 2012, dirigidos, respectivamente, al fomento de la liquidez empresarial y de la vivienda, con un importe de 26 millones de euros, y a avalar la financiación de proyectos con el sello Moderna, con 30 millones de euros.

Balance del programa Aval Nafinco

De los 2.528 avales concedidos por el Gobierno de Navarra en el marco del programa Aval Nafinco, 1.391 se destinaron a a inyectar circulante a pymes y micropymes por un importe de 102.889.965 euros, que permitieron a las empresas acceder a créditos por valor de 270.231.613 euros. Otros 49 avales se dirigieron a facilitar circulante a grandes empresas, con un importe de 18.909.437 euros, que permitieron a las empresas la obtención de créditos financieros por 43.157.675 euros.

En la línea de actuación de microcrédito circulante, destinada a avalar a autónomos, establecimientos comerciales y pequeñas empresas, se concedieron 21 avales por un importe de 112.047 euros, que permitieron acceder a créditos por valor de 194.078 euros.

Por otra parte, 521 empresas utilizaron los avales de inversión para llevar adelante sus proyectos. El Gobierno de Navarra, a través de la empresa pública Nafinco, otorgó a esta línea de avbles 144.016.514 euros que permitieron acceder a préstamos por valor de 295.460.301 euros.

Por último, 546 particulares recibieron avales para la compra de viviendas de protección oficial y de precio tasado (521) y viviendas libres de precio limitado (25). El importe de los avales ascendió a 7.934.190 euros (7.548.392 euros VPO y VPT; 385.798 euros VLL) y fomentó préstamos hipotecarios por valor de 79.170.939 euros (74.950.874 euros VPO y VPT; 4.220.065 euros VLL).

A través de esta línea se avala un 10% del préstamo concedido con garantía hipotecaria para la compra de viviendas y se facilita que las entidades financieras concedan préstamos para este fin de hasta el 90% del valor de tasación de la vivienda, en lugar del 80% habitual.

Los avales para inversión concedidos en el marco del programa supusieron el 52,59% del importe total avalado. Las operaciones orientadas a dotar de circulante a pymes y micropymes representaron el 37,57% y las destinadas a inyectar circulante en grandes empresas el 6,90%. El aval para favorecer el acceso a la vivienda supuso el 2,90% del total y los avales para microcréditos representó el 0,04% del total de avales por tipo de operación.

La distribución de operaciones por entidades financieras fue: Caja Navarra, 44,03%; Caja Rural, 20,79%; Banco Popular, 11,19%; La Caixa, 5,28%, y BBVA, 5,04%. El 13,67% restante del importe de crédito fue concedido por Santander; Caja Laboral, Bankinter, Kutxa, Bankia, Caja Rioja, IberCaja y Banco Guipuzcoano.

Historia de Aval Nafinco

El programa Aval Nafinco se puso en marcha por acuerdo del Gobierno de Navarra de 2 de marzo de 2009 con un importe máximo presupuestado de 300 millones de euros. El 12 de marzo, la empresa pública Nafinco firmó acuerdos de colaboración con ocho entidades financieras. El programa fue prorrogado el 8 de marzo de 2010 hasta el 30 de diciembre de 2011, y en total se sumaron hasta catorce entidades financieras, que reservaron créditos por un importe de 751 millones de euros.

Programa de avales Sodena 2012

La empresa pública Sodena gestionará en 2012 dos programas de avales del Gobierno de Navarra. Uno, dirigido a la renovación del programa de fomento de la liquidez empresarial y la vivienda, en el que Sodena puede conceder avales por el importe no dispuesto en el anterior programa de Nafinco, que es de 26 millones de euros (diferencia entre los 300 aprobados por el Gobierno de Navarra y los 274 millones dispuestos en avales ya concedidos). Esta línea irá dirigida preferentemente a favorecer la obtención de circulante para pequeñas y medianas empresas y para compra de vivienda. No está prevista la renovación de las líneas de aval para circulante de grandes empresas y los microcréditos.

En segundo lugar, Sodena abrirá el programa Aval Moderna, por un importe de 30 millones de euros, para garantizar préstamos concedidos por las entidades financieras a proyectos de inversión alineados en los sectores estratégicos del Plan Moderna.