La cifra de negocios en el sector servicios de Navarra ha caído un 5,1 por ciento en enero respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el empleo ha tenido también una bajada del 2,5 por ciento.

El comercio es el más castigado por la crisis y su facturación cae un 7,6 por ciento respecto a hace un año, seguido del sector de las comunicaciones y la información, que desciende un 5,8, y la hostelería, un 3,8 por ciento.

Por contra, aumentaron su actividad las actividades administrativas y servicios auxiliares, un 4,4 por ciento, el transporte y el almacenamiento, un 4,3, las actividades profesionales científicas y técnicas, un 3, y el capitulo de otros servicios, 1,5 por ciento.

Donde más cae el empleo en la hostelería, un 4,2 por ciento; seguida del transporte y el almacenamiento, un 3,2; el comercio, 2,9 por ciento; actividades administrativas, un 1; y actividades profesionales, un 0,5.

En el conjunto de España, el empleo en el sector servicios siguió cayendo en enero y lo hizo el 1,6 % respecto al mismo mes del año pasado, una décima menos que en diciembre, aunque encadena ya casi tres años consecutivos de descensos, salvo el ligero incremento que registró en abril de 2011.

Según los indicadores de actividad del sector servicios (IASS) publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la facturación del sector servicios también ralentizó su ritmo de caída en enero y disminuyó el 1 % en tasa interanual, tres puntos y medio menos de lo que bajó en diciembre.

La principal causa de la evolución negativa del empleo en enero estuvo en el comercio y en otros servicios, cuya ocupación bajó el 1,3 % y el 1,9 %, respectivamente, en concreto en la venta y reparación de vehículos y las actividades administrativas y servicios auxiliares el personal ocupado disminuyó el 5,1 %.

Por otra parte, el descenso en la cifra de negocios se debió a la menor facturación del comercio al por menor, que cayó el 2,6 % y a la bajada del 6,3 % de la venta de vehículos y motos, que no pudieron compensar los aumentos del 0,4 % y del 1,1 % que se registraron en el comercio al por mayor y en el transporte y almacenamiento, respectivamente.

En el comercio al por mayor el incremento se debió a la evolución positiva del precio de los combustibles, metales y otros.

No obstante, la evolución de la cifra de negocios en el sector servicios muestra un caída de cinco meses consecutivos.

Si se elimina el efecto calendario (la diferencia en el número de días hábiles que presenta un mes en los distintos años), el descenso en la cifra de negocios en enero se situó en el 2,1 %.

Por comunidades autónomas, la facturación bajó en trece regiones y las mayores caídas interanuales correspondieron al Principado de Asturias (6 %), a Castilla La-Mancha (5,3 %) y a la Comunidad Foral de Navarra (5,1 %).

Castilla y León e Islas Baleares fueron las comunidades que registraron los mayores aumentos en la facturación de los servicios, con el 2,4 % y el 1,6 %, respectivamente.

En cuanto al descenso del personal ocupado, éste bajó en todos los sectores, y en Otros Servicios lo hizo intensamente en las actividades profesionales, científicas y técnicas, en el transporte y almacenamiento y en las actividades administrativas y servicios auxiliares.

En la hostelería la ocupación descendió el 1,3 % en enero.

El empleo disminuyó en todas las comunidades, y las mayores bajadas se registraron en Castilla-La Mancha (3,8 %), en Aragón (2,9 %) y en Extremadura (2,7 %).

Por su parte, Canarias registró el menor descenso, del 0,4 %.