El ejecutivo foral acordó ayer congelar en 2012, por cuarto año consecutivo, los precios de venta de las parcelas de los polígonos industriales promovidos por él “a fin de no desmotivar a la ya escasa demanda de parcelas y facilitar la posible implantación de iniciativas empresariales”.

La actual coyuntura económica ha llevado además al Ejecutivo, según explicó en un comunicado, a mantener también el resto de condiciones para su instalación, salvo la relativa a la dimensión mínima de las parcelas del polígono Montes del Cierzo de Tudela.

En este caso ya no resulta válida, porque en estos momentos, según dicha fuente, es posible la venta de parcelas con dos fondos diferentes, frente a la imposibilidad que se daba antes. Así, en este polígono tudelano las parcelas que se vendan tendrán como longitud de fachada un tercio de la dimensión del fondo.

En concreto, los precios de venta de las parcelas de los polígonos industriales serán, antes de añadirle el IVA, de 27,80 euros por metro cuadrado en Buñuel, 25,50 en Caparroso, 27,75 en Castejón, 81,75 en Elorz, 26 en Iciz (Gallués), 16,25 en “Montes del Cierzo” (Tudela), 53 en Olazagutia, 22 en Rocaforte-Sangüesa, y 55 en “La Alberguería” (Viana).

Por otro lado, en el acuerdo adoptado ayer se mantiene asimismo que el precio de venta de suelo industrial no urbanizado, con destino a implantaciones singulares de grandes superficies, será fijado, para cada caso, por el Gobierno de Navarra en función de las características de cada proyecto.

De cualquier modo, será por cuenta de la empresa adjudicataria el pago del coste de las infraestructuras específicas que el proyecto requiera.