Fecha:
2012-01-05
El consumo energético en Navarra aumentó un 6% en 2010 y se situó en 2.028.791 tep (unidad de energía equivalente a tonelada equivalente de petróleo), según el informe elaborado por el Servicio de Energía, Minas y Seguridad Industrial del Gobierno de Navarra.

Por sectores, el que más aumentó su consumo fue la industria (un 8,66% más), seguido del sector doméstico, comercio y servicios (5.59%) y del transporte (4,98%). Los datos revelan una recuperación del consumo hasta niveles anteriores a la crisis económica, que provocó un descenso del 10% en el consumo energético durante 2009.

Por la fuente de procedencia, la energía final más consumida en 2010 fue la procedente del petróleo y sus derivados (43,44%); seguida por la del gas natural (23,57%), la electricidad (19,57%), la biomasa (5,6%) y el carbón (4,8%). La energía primaria cuyo consumo aumentó más en 2010 fue el gas natural (un 13,75%), seguida de la biomasa (9,57%).

El informe analiza también el impacto económico que tiene el consumo de energía. En 2010 el gasto en energía realizado en Navarra alcanzó los 1.942,7 millones de euros, un 16% más que el año anterior. Prácticamente la mitad de ese gasto se destinó al transporte, una cuarta parte a la industria, y el resto se dividió entre el sector doméstico, el comercio, los servicios y la agricultura. Por otro lado, los ingresos generados por la venta de la electricidad generada en régimen especial (energía generada mediante fuentes renovables) ascendieron en 2010 a 467,9 millones de euros, que representan el 2,4% del PIB.

Cumplimiento de objetivos de la UE

En relación con el cumplimiento de los objetivos que la Unión Europea ha establecido para la incorporación de las energías renovables al mix energético, los datos de 2010 en Navarra revelan que el 79,58% de la electricidad consumida procede de fuentes renovables, muy por encima del objetivo de la UE, que era un 29,4% para ese año. La UE ha establecido que en 2020 el peso de las renovables en el conjunto del consumo energético debe alcanzar el 20% y, en concreto en el sector del transporte, el 10%. Navarra superó con diez años de antelación el primero de los objetivos, pues el peso de las renovables sobre el consumo total de energía representa el 20,76% y continúa avanzando en la introducción de las renovables en el transporte. En 2010 se alcanzó el 4,72%, aunque se espera que la mayor utilización de los biocombustibles y la introducción del coche eléctrico permitan conseguir el objetivo marcado para 2020.

Fuente:
Nueva Gestión