Por segundo mes consecutivo, el mes de diciembre se cierra con una pérdida neta de 705 autónomos extranjeros. Este descenso registrado en diciembre supone, en términos relativos, un descenso del -0,3% del total del colectivo, hasta situarse en 208.512 trabajadores por cuenta propia menos.

A pesar de este descenso, mientras el total del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha cerrado 2011 con una pérdida de 32.579 autónomos, cabe destacar que el colectivo de extranjeros se ha mostrado mucho más emprendedor y ha logrado cerrar el año con 9.580 nuevos emprendedores, motivado, fundamentalmente por el crecimiento experimentado por los chinos (+4.256 emprendedores), rumanos (+1.264) y marroquíes (+698). De este modo, ya más de uno de cada cien autónomos que hay en España son de origen chino.

“Este crecimiento del colectivo rumano en 2011, que contrasta con la pérdida de 2.367 autónomos rumanos en 2010, viene impulsado, por la reactivación del periodo transitorio para el colectivo que limita la libre circulación de trabajadores rumanos por cuenta ajena, y obliga a poseer un permiso de trabajo para poder trabajar de este modo. Pero el caso del trabajo por cuenta propia no se encuentra afectado en estos términos, de manera que puedes darte de alta como autónomos en las mismas condiciones que el resto de nacionales, no necesitando permiso adicional o específico”, señala Guillermo Guerrero, responsable del área de autónomos inmigrantes de ATA

Además de rumanos y chinos, desde ATA valoramos de una forma muy positiva que a lo largo de 2011 ha habido más nacionalidades que han optado por poner en marcha su propio negocio y se han mostrado muy emprendedoras: Marruecos (+698 autónomos, +6,1%), Italia (+248 autónomos, +1,9%) y Argentina (+6 autónomos, +0,1%). El resto de nacionalidades representativas registra una pérdida en cuanto al número de trabajadores afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), siendo Reino Unido y Portugal las nacionalidades más afectadas por la pérdida de emprendedores: un total de 417 autónomos británicos menos en 2011 (-2,2%) y 223 autónomos portugueses menos (-3,5 %).

Por sectores de actividad, cabe destacar que comercio y hostelería, concentran el 82% de las nuevas altas de autónomos extranjeros registradas en 2011, con 5.820 nuevos autónomos en el primer caso (y un exponencial crecimiento del 10,5%) y de 2.045 en la hostelería (+5,2%). Por el contrario, la construcción continúa su particular caída libre y cierra el año con una pérdida neta de 2.117 autónomos y un descenso relativo del -6,7%.

Además, prácticamente todos los sectores de actividad han visto aumentar el número de autónomos de fuera de nuestras fronteras a lo largo de 2011, incluyendo agricultura (+15,9%), transporte (+9,2%), industria (+5,7%) y actividades profesionales (+5%), sectores mayoritarios en cuanto al número de autónomos extranjeros.

Además de construcción, únicamente las actividades administrativas, con 145 autónomos extranjeros menos durante el pasado ejercicio (-1,3%), vieron descender durante 2011 el número de autónomos.

“Es necesario, para que continúen surgiendo nuevos negocios – señala el Guillermo Guerrero, responsable del área de inmigración de ATA -, flexibilizar los requisitos burocráticos para los extranjeros con autorización de residencia y trabajo temporal así como facilitar líneas de financiación adecuadas, y hacer un mayor esfuerzo en formar a los emprendedores extranjeros para que sus negocios perduren en el tiempo”.

“Además, la importancia de nuestro colectivo se remarca en que el RETA ha perdido 32.579 autónomos, cifra que se ha visto amortiguada gracias al crecimiento de 9.580 nuevos emprendedores extranjeros”, afirma Guerrero.

“Dada la actual situación económica, nos encontramos con que durante 2011 el autoempleo se ha convirtiendo en una importante salida laboral para el colectivo, no sólo para las nacionalidades más representativas como pueden ser chinos y rumanos sino también para 4.159 emprendedores de nacionalidades minoritarias que han visto en el trabajo por cuenta propia un nuevo yacimiento de empleo”, concluye Guillermo Guerrero.

Fuente:
ATA NAVARRA (Asociación de Trabajadores Autónomos de Navarra)