Una vez más queremos hacer hincapié en la importancia de seguir las tendencias de consumo, forma de vida, tecnológicas, culturales, etc. Si nuestro público objetivo cambia, lo que le ofrecemos también tendrá que evolucionar para seguir satisfaciéndoles, ya que aportarles valor es la razón de ser de la emrpesa.

Por otro lado, las tendencias son grandes inspiradoras a la hora de emprender un negocio y ser capaces de diferenciarnos de lo existente en el sector.

La tendecia que aquí os presentamos no es nueva pero vuelve a estar en boga. El consumo colaborativo consiste en sacar un mayor provecho a los activos de forma que estos se consuman por distinta gente a la vez.

Como podéis leer en el siguiente artículo, “¿Quiere alquilar la habitación libre? La creciente popularidad del consumo colaborativo” ,publicado en Universia Knowledge Wharton, muestra la evolución de esta tendencia, sus beneficios y sus riesgos, y pone múltiples ejemplo de empresas que han utilizado esta nueva forma de vida como eje de su modelo de negocio: Airbnb, que alquila habitaciones a viajeros, eBay, Zipcar, que alquila coches por horas, Spotify, que alquila música, todas las empresas de software que ofrecen sus servicios en la nube, etc.

Una buena forma de innovara través del propio modelo de negocio