El pasado mes de julio, se celebró en Benasque un encuentro de jóvenes emprendedores, organizado por Infonomía.

En el siguiente artículo, nos hacen un interesante resumen sobre tendencias que se están apreciando en el ámbito tecnológico, y que  suponen cambios disruptivos a nivel empresarial: aplicaciones eléctricas innovadoras, la expansión de la robótica, neurociencia, innovación en materiales, la creciente participación del cuerpo, los trabajos manuales, el ecologismo o la comida.

Y la tendencia principal, que Alfons Cornellá sintetiza en una frase con la que nos quedamos:

Vamos hacia una nueva “álgebra elemental de la colaboración”, hacia una multiplicación de capacidades más que a una mera suma, para poder aportar soluciones a un mundo cada vez más complejo. “Sin colaboración, no hay confianza, y la confianza requiere generosidad”.