Según los datos a los que ha podido acceder la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Navarra, UPTA-UGT Navarra, provenientes de los registros del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA), la evolución más positiva del número neto de trabajadores autónomos navarros actualmente afiliados con respecto a comienzos del mes de enero se debe más al factor de incremento de nuevas altas que a la reducción de bajas.

A finales de septiembre de 2014, el número total de autónomos en Navarra era de 46.224, mientras que el primer día de enero de este año era de 45.466. El número total ha crecido en 758, siendo la segunda vez que en tres trimestres completos crece el número de autónomos desde que comenzó el periodo de crisis económica.

Realizando el análisis comparado de altas y bajas por meses podemos comprobar que este resultado proviene más del factor de nuevas altas que de la reducción de bajas. Así, en los primeros nueve meses del año se han dado de alta 7.778 personas en el RETA, mientras que durante el mismo periodo del año anterior fue de 7.020.

Estos datos demuestran que el nivel de iniciativa económica por cuenta propia se ha recuperado con respecto a los años anteriores, “aunque la sangría de cierre de actividades no cesa y no permite mejorar los resultados finales de forma significativa”, explica Ainhoa Unzu de UPTA-UGT Navarra.

Para UPTA-UGT navarra es imprescindible entender que los programas de fomento del autoempleo y del trabajo autónomo pueden ser los más eficaces, y es necesario que esta convicción llegue también al ámbito de la Administración, cuya función es de especial importancia.