Emprender, ¿mejor solo o en compañía? Los proyectos que están participando en la tercera edición del programa Impulso Emprendedor lo tienen claro: mejor en compañía. Todos ellos están promovidos por más de una persona. Pero la realidad es tozuda y nos dice que el día a día entre los socios de una startup puede generar problemas.

Para saber cómo evitarlos y, en su caso, afrontarlos de la mejor forma posible, CEIN organizó la sesión “Alineación de socios”, en la que tomaron parte las iniciativas que integran esta edición de Impulso Emprendedor.

La visión de la empresa y la alineación de socios fue el primero de los temas que abordó María Jesús Pujol, técnica de CEIN. Un ámbito en el que puso de relieve la importancia de que los promotores compartan su visión y de que trabajen alineados para alcanzarla. Para ello, es preciso dar respuesta a preguntas como qué rol va a adoptar cada uno, cuál va a ser la dedicación de cada socio, o qué harán con los primeros ingresos.

“Nos ha quedado claro que tan importante como tener un buen producto es saber quiénes son tus socios y fijar el papel que va a jugar cada uno. De no hacerlo, pueden surgir problemas que dificulten la marcha del negocio”, destacaba una de las participantes en la sesión.

Durante la sesión, y con la ayuda de Fernando Armendáriz (ARPA Abogados), también analizamos cómo evitar los conflictos. Una de las herramientas fundamentales para sortear esos posibles problemas es redactar un pacto de socios. Este pacto reduce el número de conflictos, porque regula las principales cuestiones que pueden afectar a los socios, y también prevé soluciones a aquellos que puedan surgir. En definitiva, obliga al equipo promotor a dialogar y a poner las cartas sobre la mesa. 

“Hemos visto que, sin consenso, la empresa se puede llegar a disolver, los mecanismos de salida de los socios… hasta qué podría pasar en caso de fallecer uno de nuestros compañeros. En el pacto de socios hay que tener en cuenta hasta el más mínimo detalle”, subrayaba otro de los promotores.

La jornada también contó con la participación de Ascen Cruchaga, CEO de Orbital Aerospace, que compartió con los asistentes su experiencia y ejemplos reales de conflictos entre socios. Cruchaga incidió en la confianza que hay que tener con tu socio. “Es esencial alinearse con una persona a quien conozcas muy bien y con quien compartas visión o estilo profesional”, destacó.

Los participantes coincidieron en que, tras este taller, se han dado cuenta de que en la relación entre socios hay aspectos que “se dan por hechos” o que parecen “secundarios”, pero que sin embargo son fundamentales para el éxito de la empresa. Porque no hay que pensar únicamente en el momento actual de la compañía, sino en su evolución futura.