Durante el primer semestre de 2016, el número de trabajadores por cuenta propia de origen extranjero aumentó en 15.376 personas a nivel estatal, lo que supone un aumento de 5,9%. De este modo, los extranjeros protagonizan el crecimiento del total de autónomos a lo largo del año, ya que representan el 37,1% de los nuevos autónomos: si durante el primer semestre de 2016 el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 41.380 autónomos, un total de 15.376 son de origen extranjero, uno de cada tres.

Así, según se desprende del análisis realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), todas las comunidades autónomas sumaron trabajadores por cuenta propia de origen extranjero, un crecimiento que lideran Islas Baleares (+26,3%), Navarra (+6,9%) y Cataluña (+6,7%).

En términos absolutos las comunidades que más autónomos suman a lo largo de 2016 son Islas Baleares (+4.031 autónomos), Cataluña (+3.935 autónomos), Andalucía (+1.954), Comunidad Valenciana (+1.795) y Comunidad de Madrid (+1.071 autónomos). Así, el 83,1% de los nuevos emprendedores extranjeros puso en marcha su actividad en una de estas cinco regiones.

Por nacionalidades, Italia (+12,5%), Francia (+8,1%) y Rumanía (+7,4%) son las nacionalidades que más crecen. En valores absolutos, el colectivo de autónomos italianos sumó 2.331 emprendedores, los rumanos sumaron 2.192 emprendedores, los chinos 1.479 emprendedores y los procedente de Reino Unido 1.326 nuevos cotizantes a la Seguridad Social.

En cuanto a la evolución del colectivo en el último año, los datos ofrecidos por la Seguridad Social y analizados por ATA muestran cómo entre junio de 2015 y junio de 2016, la Seguridad Social cuenta con 18.547 cotizantes autónomos extranjeros más. Este crecimiento supone el 65,5% del total del aumento de autónomos en el último año: de los 18.293 nuevos autónomos que se han sumado entre junio 2015- junio 2016, 18.547 son de origen extranjero, prácticamente dos de cada tres.