En los cuatro primeros meses de 2017, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar a escala estatal su número de afiliados en 19.798 autónomos, pasando de los 3.194.210 en diciembre de 2016 a los 3.214.007 en abril de 2017, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Un crecimiento que supuso, en términos relativos, un aumento del +0,6%.

Según se destaca desde la organización, se trata del cuarto año consecutivo con crecimiento de autónomos durante un primer cuatrimestre del año desde el inicio de la crisis económica. Así, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos supera los 3,2 millones de cotizantes.

Asimismo, apuntan que, a pesar del fuerte descenso registrado en enero, los crecimientos de febrero y marzo y especialmente el fuerte crecimiento registrado en abril han logrado llevar al RETA a positivo en el primer cuatrimestre de 2017.
A escala autonómica, ATA resalta que 6 de las 17 comunidades autónomas no han logrado sumar autónomos en lo que llevamos de año. Asturias y País Vasco lideraron dicho descenso, con un bajada de -0,5% en ambos casos, lo que en términos absolutos se traduce en 374 trabajadores por cuenta propia menos que en diciembre de 2016 en Asturias y de 923 en País Vasco. A éstas les siguen Galicia (-0,4%), Castilla y León y Aragón, que registran en los cuatro primeros meses del año un descenso del -0,3% de sus autónomos, y Navarra que entre diciembre de 2016 y abril de 2017 pierde el 0,1% de sus autónomos, es decir, una cifra neta de 49 trabajadores por cuenta propia menos.

Por el contrario, Islas Baleares lidera el crecimiento de autónomos en el periodo analizado con un crecimiento del +5,4% de sus autónomos, lo que en términos absolutos se traduce en 4.533 nuevos trabajadores por cuenta propia cotizando a la Seguridad Social. Le siguen Andalucía, con un incremento del +1,3%, Murcia (+1,2%), Comunidad de Madrid (+0,9%), Comunidad Valenciana y Canarias, ambas con un crecimiento de los cotizantes al RETA del +0,8%, Cataluña (+0,5%), Extremadura (+0,4%), La Rioja (+0,2%) y Castilla La Mancha y Cantabria que aunque poco, han pasado a positivo y ya cuenta con 35 y 21 autónomos más que al comenzar el año.

Desde el punto de vista del género, el ritmo de crecimiento de las mujeres ha sido superior al de los varones: las mujeres aumentaron un +0,7%, frente al +0,5% de los hombres. En términos absolutos los hombres aumentaron en 11.366 hasta abril y las mujeres lo hicieron en 8.432.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo comercio es el único sector que pierde autónomos en lo que llevamos de año, concretamente 1.219 trabajadores por cuenta propia menos que en diciembre de 2016. El resto de sectores de actividad logra sumar nuevos emprendedores a lo largo del año. Los mayores aumentos fueron los que se registraron en hostelería y construcción, con un aumento de +4.819 autónomos en la hostelería y de +4.091 en el caso de construcción.