La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Navarra, UPTA Navarra, junto con el apoyo y dirección del departamento de la Dirección General de Política Económica y Trabajo del Gobierno de Navarra, han puesto en marcha una campaña enfocada al asesoramiento en materia de prevención de riesgos laborales en el colectivo autónomo.

Esta campaña se engloba dentro del III Plan de Salud Laboral de Navarra 2016-2020 que establece unas líneas para potenciar el cumplimiento real y efectivo de la normativa de prevención de riesgos laborales.

En la rueda de prensa que ha tenido lugar esta mañana, han estado presentes Eduardo Abad, secretario general de UPTA España, y Natalia Moriones, secretaria general de UPTA Navarra. También ha estado Jesús Diéguez, técnico en Prevención de Riesgos Laborales (PRL) de UPTA donde ha explicado el contenido de la campaña.

Dentro de esta línea, el objetivo es identificar la necesidad de mejorar la coordinación de actividades empresariales a través de acciones de asesoramiento público y asistencia técnica al colectivo de autónomos en materia de prevención de riesgos laborales, preferentemente en colaboración con las asociaciones.

Asimismo, se incide en la necesidad de mejorar la prevención de riesgos en este colectivo en particular, así se recoge también en el Plan de Trabajo Autónomo de Navarra 2017-2020, cuyas acciones específicas en esta materia vienen a dar respuesta a las necesidades del colectivo y al compromiso adquirido por Gobierno de Navarra a través del III Plan de Salud Laboral.

Desde esta perspectiva de equiparación y normalización del mundo laboral, desde UPTA Navarra vienen trabajando, planteando objetivos de una campaña que se concretan en los siguientes ejes vertebradores de sus actividades:

· La reducción del número de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales en el colectivo de trabajadores autónomos.
· Mejorar la coordinación preventiva con las empresas en el supuesto de que sus tareas se realicen en ellas.
· La Prevención y protección de los trabajadores autónomos frente a los trastornos musculo-esqueléticos (incluyendo la perspectiva de género).
· Profundizar en el apoyo a colectivos más desprotegidos (incluyendo la perspectiva de género).
· La integración de la prevención en las empresas, incidiendo en aspectos concretos de la gestión de la prevención facilitando al autónomo el cumplimiento de sus obligaciones.
· Ampliar la cultura preventiva de nuestro colectivo.