La Comunidad Foral lidera el incremento de trabajadores autónomos extranjeros dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) con 9,9%, según un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Navarra contabilizó en diciembre de 2015 3.332 autónomos extranjeros, y en diciembre de 2016, 3.662, lo que supone un aumento de 330.

A escala estatal, el número de trabajadores autónomos extranjeros en 2016 aumentó en 16.954 emprendedores, lo que traduce en un crecimiento del 6,5%, que sitúa la cifra total de autónomos extranjeros en 278.567 personas.

ATA destaca que el impulso emprendedor del colectivo autónomo extranjero ha sido muy superior al del conjunto del RETA: si en el conjunto de 2016 el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 26.211 autónomos, 16.954 son de origen extranjero.

Tras Navarra, las comunidades que también están a la cabeza de este crecimiento son Cataluña (+8,7%) y País Vasco (+8,4%). En el extremo están Castilla y León y Extremadura, comunidades en las que los emprendedores de origen extranjero crecieron un 2%, 124 y 39 cotizantes más al Régimen de Autónomos, respectivamente.

En términos absolutos las comunidades que más autónomos sumaron en el ejercicio que acaba de finalizar son Cataluña (+5.137 autónomos), Madrid (+2.290 autónomos) y Andalucía (+2.278). Así, seis de cada diez, el 64,6% de los nuevos emprendedores extranjeros puso en marcha su actividad en una de estas tres regiones.

El informe elaborado por ATA pone de manifiesto cómo el colectivo de autónomos extranjeros representa al 8,7% del total de autónomos inscritos en el RETA, un porcentaje que varía mucho dependiendo de la comunidad autónoma.

Si analizamos la evolución del colectivo atendiendo a la nacionalidad, los mayores incrementos de autónomos extranjeros a lo largo de 2016 los registraron los emprendedores procedentes de Italia (+13,2%) y Rumania (+9,9%).