Navarra es la comunidad autónoma que menos solicitudes por cese de actividad en el colectivo autónomo ha registrado en el primer semestre de 2018 con 11 solicitudes, según informa la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) con datos del Ministerio de Economía y Empresa.

De ellas, seis han sido denegadas (el 54,4%), tres han sido resultas favorablemente en primera instancia y dos están pendientes de resolver.

A escala estatal, de las 1.051 solicitudes presentadas, 376 fueron denegadas en primera instancia, se concedieron 425 prestaciones en primera instancia y otras 225 están aún pendientes de resolver.

Por comunidades, Andalucía es la que registra un mayor número de solicitudes (236 solicitudes de prestación por cese de actividad de autónomos) y de concesiones (113 solicitudes aprobadas en primera instancia). En esta comunidad el porcentaje de concesiones asciende al 47,8%. Sin embargo, en la Comunidad de Madrid, de las 166 solicitudes que se han realizado en el primer trimestre del año, sólo se han concedido en primera instancia el 35,5% (59 solicitudes aprobadas). En Cataluña de las 101 solicitudes tramitadas se han aprobado el 37,6%, un total de 38 concesiones. Estas tres comunidades autónomas acumulan una de cada dos solicitudes de prestaciones por cese de actividad en España, concretamente el 47%.