Emprendefranquicia reunió el 9 de octubre a 22 franquicias expositoras y a 200 personas que se aceraron hasta Baluarte para informarse sobre la franquicia.

La apertura de esta primera edición, promovida por NavarraCapital.es, contó con el patrocinio de Laboral Kutxa, Gobierno de Navarra a través del Servicio Navarro de Empleo–Nafar Lansare (SNE-NL) y la colaboración de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) y la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social (ANEL), corrió a cargo de Miguel Laparra, vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra; Javier Cortajarena, director territorial de Laboral Kutxa e Ignacio Ugalde, presidente de ANEL.

Laparra mostró el apoyo del gobierno foral a través del SNE-NL a esta fórmula de emprendimiento “que constituye una oportunidad para el emprendedor y contribuye a la generación de empleo. Es una buena alternativa al emprendimiento porque son promovidas por empresarios locales que favorecen que sus negocios se queden en nuestro territorio. Con la franquicia también se minimizan riesgos y es un modelo de crecimiento económico y de desarrollo”.

SNE-NL y CEIN compartieron un stand en el “Escaparate de Franquicias” en el que mostraron las vías de apoyo al emprendimiento del Gobierno de Navarra y de otras instituciones y organismos: asesoramiento, talleres para testar ideas, incubadoras, aceleradora de proyectos, información sobre capitalización del desempleo, ayudas al autoempleo, financiación, Economía Social, etc.

Éxito de una marca

Eduardo Abadía, gerente de la Asociación Española de Franquiciadores, habló sobre “La franquicia, fórmula de emprendimiento y crecimiento empresarial”. Durante su conferencia, Abadía señaló que “solo se franquicia aquello que tiene éxito, “la franquicia aporta el éxito de una marca”.

Explicó que emprender es comenzar un negocio que, como todos, entraña riesgo. “La franquicia no es un sector, es una forma de distribución comercial. Aquel que se plantee emprender según el modelo de franquicia, debe realizar una serie de reflexiones personales como plantearse si conoce el sistema de franquicias, decidir qué papel va a desempeñar (inversor, ejecutivo, o ambas); conocer los riesgos, ser honesto con uno mismo y plantearse si sirve para dicho proyecto”.

“La franquicia es un sistema de comercialización de productos y/o servicios y tecnologías, basado en una estrecha y continua colaboracíon entre empresas jurídicamente y financieramente distintas e independientes, el franquiciador y sus franquiciados, en el que el franquiciador dispone el derecho e impone a sus franquiciados la obligación de explotar una empresa de acuerdo con sus conceptos”.

Así lo definió Abadía, quien añadió que “de este modo, se concede el derecho a utilizar la marca de productos o servicios, el ‘Know How’ y otros derechos de propiedad intelectual ayudado por el franquiciadora. El candidato a franquiciado debe tener autonomía, capacidad de crecer y de resolución de problemas, asumir el riesgo, tener responsabilidad e intuición. La marca tiene más peso que el producto. Al consumidor final, la marca es la que le vale”.

Consejos para ser franquiciado

Por su parte, Santiago Barbadillo, gerente de Barbadillo y Asociados, ofreció una serie de pautas y consejos sobre “¿Cómo seleccionar correctamente mi franquicia?”. El perfil del franquiciado, según Barbadillo quien lleva 29 años trabajando para la franquicia, debe estar en el punto medio entre el franquiciado funcionarial que tiene una dependencia excesiva de la franquicia y una iniciativa insuficiente y aquel que posee una mentalidad empresarial independiente y con una excesiva iniciativa propia. Es lo que ha denominado la Teoría del péndulo.

Barbadillo desgranó los pasos que se deben ir realizando para ser franquiciado y subrayó que “la calidad de una franquicia está en la calidad del franquiciado, en su formación y en que haya escogido la franquicia que le guste para poder dedicarle tiempo. Ahí está la clave”. En este sentido, explicó el denominado Factor E, que sucede en la inmensa mayoría de franquiciados. Primero se produce la etapa del GLEE, aquella en el que “el franquiciado está emocionado porque recibe la información y la ayuda del franquiciador”.

Después se pasa a una etapa de cuestionarse porqué debe pagar tanto por llevar un negocio que él gestiona. “es la etapa del FEE, en la que se produce una relación de desafección con el franquiciador”. Esto conlleva a la fase del ME en la que el franquiciado deja de valorar aquello que la franquicia le aporta y considera que su negocio tiene éxito gracias a él. En la posterior fase, el FREE, el franquiciado empieza a cuestionarse la posibilidad de llevar él mismo el negocio por libre.

Si todo se reconduce bien, se puede pasar a la etapa del SEE donde el franquiciado gestiona el negocio siendo consciente de las ventajas que le aporta el franquiciador. Y por último, la etapa del nosotros, del WEE, “es la etapa natural de la franquicia, la definitiva y deseable, en la que ambas partes asumen la interdependencia en el negocio”.

Emprender sin estar solo

Por último, se celebró una mesa redonda en la que se debatió sobre “Las ventajas de emprender bajo el paraguas de una franquicia”. Para ello, se contó con la experiencia de Luis Burgaz de Grupo VIPS, Gorka Urnaga de Mail Boxes, David Abrahams de Anytime Fitness y de Marta Martín, directora de marketing de D-uñas (Nails & Beauty).

Luis Burgaz de Grupo VIPS señaló que para traer marcas internacionales, primero hay que testarlas y adaptar el negocio al mercado español. El perfil de franquiciado en Vips ha ido variando y actualmente se busca un perfil “más profesional, grupos de inversores e incluyo multifranquicias incluso de otros restaurantes que puedan ser competencia entre ellos. Queremos crecer en Pamplona y Navarra en general con las marcas que ya tenemos de Vips y Ginos”.

David Abrahams de Anytime Fitness, destacó el perfil de Club de este negocio, no de gimnasios. “Tenemos socios, no usuarios. La implantación de esta marca americana a España ha funcionado. El ser un negocio que ha funcionado allí, robusto y contrastado, nos ha facilitado su implantación en el mercado español. De momento, con 100% de rentabilidad en los centros abiertos. Por ratios, podríamos abrir uno o dos centros aquí”.

Gorka Urnaga, de Mail Boxes, apuntó que “el modelo de franquicia es emprender sin estar solo”. Durante el coloquio, Urnaga transmitió la particularidad de Mail Boxes que “aun siendo la matriz del negocio UPS, los franquiciados pueden elegir el servicio de transporte con marcas que son competencia entre ellas, si lo consideran más rentable”. En cuanto al perfil que busca Mail Boxes para sus franquiciados, señaló que “no es necesaria experiencia pero sí debe tener claro que quiere ser empresario y que este modelo requiere de una gran actividad comercial”. Mail Boxes posee dos centros en Pamplona y uno en Tudela. Va a abrir otro en Estella pero “todavía no está cubierto el ratio mínimo en esta comunidad por lo que esperamos abrir más franquicias aquí”.

Marta Martín, directora de marketing de D-uñas (Nails & Beauty), explicó a los asistentes, que se decidieron a crear esta franquicia “porque vieron una manera de profesionalizar este negocio. Además, nuestra implantación en México fue sencilla puesto que en este país hay un gran interés por estos temas de belleza y en el momento en que se hizo, España pasaba por la crisis. El perfil del franquiciado para este negocio es el de una peluquera o esteticien que quiere un empleo de autogestión. “Queremos llegar a los 100 centros en España en los próximos 5 años. Todavía no hemos abierto ningún centro en Navarra por lo que esta comunidad sería uno de nuestros objetivos”.

La jornada terminó con el “Escaparate de Franquicias”, donde durante 3 horas los asistentes pudieron conocer personalmente el modelo de negocio de las firmas que han participado en esta primera edición de EmprendeFranquicia.