Desde mayo de 2008 hasta diciembre de 2013 se han perdido en España 357.213 autónomos, de los que 314.023 eran varones frente (el 87,9%), frente a 43.190 mujeres (12,1%). Por tanto, prácticamente nueve de cada diez  autónomos que han perdido España en ese periodo han sido varones.

Esta es uno de los datos que aporta el informe elaborado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) con motivo del Día Internacional de la Mujer, y del que concluyen que los negocios liderados por mujeres se mantienen más en el tiempo, ya que arriesgan menos y sus expectativas son más prudentes.

El estudio también destaca que el ritmo de pérdida de empleo autónomo masculino el periodo mencionado ha triplicado al experimentado por las mujeres: desde mayo de 2008 el número de autónomos varones ha registrado un descenso del -13,6%; en el caso de las mujeres autónomas, el descenso ha sido del -3,9%.

En 2013,  crecen las autónomas

Por lo que respecta al año 2013, de los 28.815 nuevos emprendedores que sumó el RETA 20.310, son mujeres, de lo que se desprende que siete de cada diez – el 70,5% – de los nuevos proyectos iniciados ese año estaban regentados por mujeres. Frente a esto, los varones únicamente concentraron el 29,5% de los nuevos emprendedores dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos durante el pasado ejercicio.

Si se desglosan los datos por comunidades autónomas y atendiendo al género, en todas ellas el comportamiento de los varones en 2013 fue más negativo que el de las mujeres, a excepción Galicia. En el caso de Navarra, creció más el número de autónomas (2,3%) que el de autónomos varones (0,3%).

Sin embargo, el peso de la mujer autónoma en España, a 31 de diciembre de 2013, es aún muy inferior al de los varones y representan el 34,8% del total de autónomos registrados en el RETA. Es decir, sólo uno de cada tres autónomos en España es mujer.

Puedes acceder al informe completo de ATA en este enlace.