La Comunidad Foral cierra el año 2015 con 10.886 altas de trabajadores autónomos en la Seguridad Social, lo que supone 469 más que en todo 2014 y un incremento del 4,5% respecto a ese año, según datos facilitados por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Por lo que respecta a las bajas (968), éstas crecieron un 10,3%, ya que en 2015 se registraron un total de 10.402, cifra que el año anterior ascendió a 9.434.

Estas cifras sitúan a Navarra como la comunidad que, en términos porcentuales, encabeza el incremento tanto de altas como de bajas de trabajadores autónomos en la Seguridad Social durante el pasado año.

La comunidad que se sitúa en segundo lugar, tanto en altas como en bajas, es La Rioja, que sumó 4.917 autónomos en 2015, lo que supone un incremento del 3% con respecto a las altas de 2014, y aumentó el número de bajas en un 3,3% (151 bajas más que el año anterior).

A escala estatal, durante el último año (del 31 de diciembre de 2014 al 31 de diciembre de 2015) se produjeron 736.665 altas de autónomos al RETA (2.018 nuevos emprendedores cada día), lo que supone un descenso del 5,8 % con respecto a 2014, año en el que las altas ascendieron a 782.356.

Las bajas producidas en 2015 también han sido inferiores a las del mismo periodo del pasado ejercicio, concretamente un -1,4%, lo que se traduce en 10.112 bajas menos que en 2014. El total de bajas de autónomos ha sido de 697.446, lo que implica que han dado de baja su actividad 1.910 trabajadores por cuenta propia cada día en el territorio estatal.

Salvo Navarra y La Rioja, el resto de comunidades han registrado menos nuevas altas de autónomos que en 2014. Si la media nacional es de un 5,8% de menos altas que el año anterior, destacan las comunidades de Castilla y León, que prácticamente dobla la media estatal (-10,7% de nuevas altas) y Asturias que ha visto frenado su incremento de altas de autónomos en un 9,4%.

Las comunidades que sí han reducido el número de bajas de autónomos con respecto al año anterior, y por encima de la media nacional son Castilla-La Mancha (-5,8%) y Murcia (-4,8%).

Según indica ATA, a pesar de la bajada de nuevas altas en España, la reducción también de las bajas de autónomos ha facilitado que el saldo final de autónomos se haya incrementado en el último año sumando 39.219 afiliados al RETA.