Según la información de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), a partir de los datos de la EPA correspondientes al II Trimestre de 2013, el número de trabajadores autónomos que no tienen asalariados en España es de 2.037.500. El crecimiento de este colectivo durante la última fase de la crisis, advierten, viene siendo permanente, su número se nutre de las nuevas incorporaciones al trabajo independiente, pero también del trasvase de autónomos empleadores o con asalariados que contrariamente en este caso sí que han perdido efectivos.

Desde el primer trimestre de 2011 el crecimiento ha sido de 173.800, pasando de 1.863.700 a los actuales 2.037.500.

En el caso de los autónomos empleadores o con trabajadores a su cargo en el mismo periodo el descenso ha sido de 109.200. De 974.400 en el primer trimestre de 2011 a los 865.200 actuales. Ha sido en este II trimestre de 2013 cuando el grupo de empleadores ha crecido por primera vez en este periodo en 14.300.

UPTA considera que estos datos demuestran que las políticas más eficaces son las que van dirigidas a promocionar las nuevas altas de autónomos, “ya que son estos los que en el futuro podrán convertirse a su vez en empleadores”, señala el secretario general de la Organización, Sebastián Reyna. Sin embargo, casi todas las políticas públicas promocionan más el colectivo de empleadores, “error que ha retrasado la recuperación del ritmo de autoempleo en los últimos años de crisis económica”, subraya Reyna.

Fuente: UPTA