Los autónomos del sector del comercio parece que se han instalado en la senda alcista tras varios años perdiendo afiliados y en los seis primeros meses de 2014 han aumentado en Navarra en 131, sumando un total de 10.462. Esta tendencia es la misma que a nivel estatal, donde los autónomos del sector han tenido un incremento de 16.116 autónomos, 9.167 más que en el mismo periodo de 2013 y  11.600 más que en el mismo periodo de 2012. “Ahora bien, los problemas de estos profesionales siguen siendo los originarios del comienzo de la crisis: nulo acceso a la financiación y falta de políticas activas por parte de los Gobiernos, tanto del Central como de los autonómicos, para un sector estratégico de nuestra economía”, explica el secretario Institucional de UPTA-UGT, César García.

Desde los inicios de la crisis, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos ha apostado por la puesta en marcha de planes específicos para el sector, orientados al acceso a la financiación, bien por líneas crediticias o bien por créditos fiscales, fiscalidad 0 para los comercios de las poblaciones rurales más pequeñas. “Estos establecimientos asientan población y suponen un servicio primordial para los habitantes de estos municipios, que lamentablemente están viendo desaparecer sus únicos puntos de abastecimiento básico”, apunta César García.

Además, el Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista para el año 2014 que aprobó el Gobierno el pasado mes de mayo parece seguir la senda del aprobado en el año 2013. “Un plan que ha estado lejos de ser un éxito, al menos para los comercios familiares y de autónomos, también denominados unilocalizados, que son los que necesitan más ayudas pero que se sienten olvidados de estos planes, pensados siempre para las medianas y grandes superficies comerciales”, asegura el secretario Institucional de UPTA-UGT.

Sin embargo, UPTA-UGT echa de menos una vez más verdaderas políticas de sucesión de los negocios, acompañadas de políticas sociales suficientes para asegurar el paso a situaciones de jubilación de los actuales titulares con carácter anticipado y en condiciones dignas. No se apoya la integración de jóvenes autónomos, puesto que continúa sin regularizar la cotización a tiempo parcial y condiciones especiales para las políticas de relevo generacional.

Las Comunidades Autónomas que más han crecido en número de autónomos del sector de comercio son Baleares (+3.400), Comunidad Valenciana (+2.653), Andalucía (+3.197) y  Cataluña (+2.021), lo que supone el 70% del total del incremento neto nacional.

Hay que destacar el dato de País Vasco, que sigue sin remontar la afiliación y perdió en el primer semestre de 2014 un total de 35 activos en el sector del comercio.