La mujer ha irrumpido con una gran fuerza en el tejido empresarial navarro en los últimos diez años, ejerciendo una importante labor social y económica en nuestra comunidad y manteniendo buena parte de nuestra actividad económica en los ámbitos tanto urbanos como rurales.

En Navarra, en el primer semestre de este año las mujeres autónomas han registrado un crecimiento neto de 146, mientras que los hombres crecieron en 308 en el mismo periodo. Esto quiere decir que un 34,22 % del total de las 454 altas netas registradas en el primer semestre de 2015 en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en España corresponde a mujeres autónomas.

Las Comunidades Autónomas donde más mujeres se han decidido a emprender una actividad por su cuenta son Cataluña (+3.278), Andalucía (+4.357), Comunidad Valenciana (+2.974), Baleares (+4.142) y Comunidad de Madrid (+1.967).En el lado contrario de la balanza está País Vasco (-48) y Galicia (-75), donde todavía se sigue destruyendo empleo autónomo.

La Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) considera que estos datos vienen a corroborar la resistencia demostrada y capacidad de emprendimiento de las mujeres autónomas, que contradice casi todos los datos socioeconómicos españoles. Resistencia que debe ser puesta en valor por las diversas Administraciones Públicas para que de una vez por todas inicien un verdadero Plan Integral de Apoyo a la Mujer Autónoma y Emprendedora.