Navarra es la tercera comunidad con un menor porcentaje de autónomos jóvenes (de 16 a 39 años), según las cifras aportadas por la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA), que toma como base los datos del Ministerio de Empleo fechados en diciembre de 2015.

Así, la Comunidad Foral cuenta con un 24,4% de autónomos jóvenes, porcentaje que es menor en Ceuta (14,9%) y Castilla y León (22,8%). Con porcentajes mayores, pero que no alcanzan el 30%, están La Rioja (25,3%), País Vasco (25,5%), Aragón (25,6%), Cantabria (26,1%), Galicia (26,2%), Asturias (27,1%) y Cataluña (29,3%).

Por el contrario, las comunidades con mayor tanto por ciento de autónomos de entre 16 a 39 años son Melilla (39,8%), Andalucía (33,7%), Murcia (32,7%), Extremadura (32,1%), Comunidad Valenciana (31,6 %), Comunidad de Madrid (31%), Canarias (30,3%), Baleares (30,2%) y Castilla-La Mancha (30%).

En términos globales, la mayor parte de jóvenes autónomos se dedican a los sectores servicios y al de la construcción. En el extremo contrario se encuentran los sectores agrícola e industrial. Tres de cada diez autónomos dedicados al sector servicios y al de la construcción son jóvenes entre 25 y 39 años, lo que convierte a estos sectores en las primeras áreas con presencia de jóvenes autónomos. Por al contrario, dentro del sector agrícola, de cada diez autónomos registrados, ocho tienen más de 39 años.

La Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA) señala que, a escala estatal, de cada diez autónomos personas físicas, siete superan los 40 años, y solamente tres se ubican en la franja de edad que va entre los 16 y los 39 años.

Desde la organización se indica que el porcentaje de autónomos mayores de 40 años ha subido un 4,2% en los diez últimos años, pasando de 66,2% en 2006 a 70,4% en 2015. El perfil de los autónomos tiende a un envejecimiento en el que no está garantizado un relevo generacional, es decir, mientras el porcentaje de autónomos mayores de 39 años ha aumentado un 4,2% durante los diez últimos años, el de los jóvenes profesionales por cuenta propia, (de 16 a 39 años) ha descendido un 4,5% en la última década.