Del los 3.172.200 autónomos dados de alta a escala estatal a marzo de 2016, el 61,8% son autónomos persona física y el 38,2% están dados de alta con algún tipo de sociedad, según datos analizados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Dos de cada tres autónomos persona física (el 65,7%), llevan al frente de su negocio más de tres años, de los que el 55,7% tiene más de cinco años de antigüedad. Únicamente 15,2% de los emprendedores, unos 300.000, han iniciado su actividad por cuenta propia hace menos de un año.

Los datos analizados por ATA ofrecen un perfil del nuevo autónomo persona física en el que crecen especialmente las mujeres (+0,3%) y descienden los varones ligeramente (-0,03%), aunque las mujeres en el total de los autónomos persona física representan sólo el 34,6% (678.570 mujeres autónomas persona física). Es decir, dos de cada tres autónomos españoles es un varón, pero el porcentaje se va acercando muy poco a poco, pero de manera constante, entre hombres y mujeres.

Por edades, crecen los nuevos autónomos mayores de 40 años frente a la pérdida de los menores de 40, y ya son 7 de cada 10 autónomos persona física, 1.384.999 de los 1.961.282 que hay en España. Sólo 38.019 autónomos persona física son menores de 25 años y es precisamente esta franja de edad la que más se ha reducido en el primer trimestre del año (-1,1%).

Por otro lado, teniendo en cuenta la nacionalidad de los autónomos persona física a marzo de 2016, se observa que el 91,3% de los autónomos persona física tienen nacionalidad española. Sin embargo van paulatinamente creciendo el número de emprendedores de otras nacionalidades que se dan de alta en el RETA hasta alcanzar los 170.456 a finales del primer trimestre del año y un 1,5% más que en diciembre, representando el 8,7% del total.

En cuanto a la base de cotización el 86,1% cotiza por la base mínima, aunque se ha incrementado en un 6,6% aquellos que cotizan entre la base mínima y el 1,5 de base mínima. El número de autónomos colaboradores se ha incrementado en el primer trimestre del año en un 0,6% hasta los 190.525. El 4,5% de los autónomos propiamente dichos en España cotizan en pluriactividad.

Los autónomos propiamente dichos en España se dedican especialmente a los sectores del comercio (24,1%), agricultura (12%) y construcción (10,6%). Aunque en el primer trimestre de 2016 el mayor incremento lo ha experimentad el colectivo de autónomos persona física que se dedican a las actividades inmobiliarias (+4,2%, +671 autónomos), educación (+2,1%, +1.145%) y hostelería (+1,1%, +1.923 autónomos). Si sumamos comercio y hostelería tenemos que el 33,5% de los autónomos en España se dedican al sector servicios.

En resumen el perfil del autónomo en España es un varón (65,3%) de nacionalidad española (91,3%) mayor de 40 años (70,7%), que se dedica al sector servicios (33,5%) desde hace más de 3 años (65,7%) y que cotiza por la base mínima (86,1%).

Crecen los autónomos empleadores

Del los 3.172.200 autónomos dados de alta en nuestro país a marzo de 2016, 1.961.282 son autónomos persona física de los que 420.012 son empleadores y crean los 831.189 empleos asalariados. Éstos autónomos empleadores han crecido en los tres primeros meses del año en un 2,7%, (+10.923 autónomos empleadores), a la vez que han descendido los autónomos que no tienen trabajadores a su cargo en un 0,6% (-9.254 autónomos).

Durante el primer trimestre del año, los autónomos han generado un total de 25.682 nuevos puestos de trabajo. De estos 25.682 nuevos empleos, 6.388 son nuevos autónomos que se autoemplean y 19.294 son los nuevos trabajadores por cuenta ajena contratados por los autónomos, sólo en un trimestre.