El 2 de marzo se ha publicado en el Boletín Oficial de Navarra (BON) las bases reguladoras de la convocatoria de ayudas del Gobierno de Navarra para impulsar la creación de nuevos negocios.

Esta convocatoria, dotada con 140.000 euros, tiene por objeto apoyar la creación o sucesión de empresas. Con este fin, se concederá una ayuda equivalente al 40% del capital escriturado por los socios, así como los gastos de notaría y registros, alquiler de locales comerciales y naves industriales, rotulación, publicidad, etc. También se abonará el 50% de los gastos de los estudios de viabilidad en casos de sucesión empresarial.

Otras tres convocatorias están destinadas a apoyar proyectos de investigación, mejorar la productividad. Todas ellas son líneas de ayudas ya existentes en ejercicios anteriores, pero que este año incrementan sus fondos.

La más importante desde el punto de vista económico es la dirigida a los centros tecnológicos navarros, la mayor parte de los cuales está integrada en la Corporación Tecnológica Aditech, que agrupa a 850 investigadores, distribuidos en cuatro grandes áreas: energía, agroalimentación, industria y biomedicina. A este sector se destinan 6.709.412 euros, con el objetivo de apoyar la obtención de un mayor nivel de excelencia y especialización por parte de los centros, propiciar la cooperación entre ellos, y ayudarles a mejorar sus servicios a las empresas, mediante la prestación de servicios integrales y la orientación de su labor investigadora hacia proyectos que tengan una aplicación práctica en las empresas a corto o medio plazo.

Fomentar la investigación es también el fin de otra convocatorias, dotada con 1,5 millones de euros, y destinada a subvencionar la contratación de investigadores y tecnólogos por parte de las empresas para realizar proyectos de I+D +i. Las ayudas alcanzarán hasta el 80% de los costes salariales y de seguridad social de los contratados, con límites que van desde los 11.000 a los 20.000 euros en función del tamaño de la empresa o del tipo de cotización del empleado. Los investigadores contratados deberán tener menos de 30 años (menos de 35 años en el caso de doctores), y permanecerán en la empresa al menos 12 meses. Este año se ha modificado el sistema de concesión, que pasa de ser de concurrencia competitiva a análisis individualizado. Ello facilitará a las empresas la posibilidad de solicitar la ayuda a lo largo de todo el año, en el momento en el que el proyecto esté ya definido, sin tener que ceñirse a un plazo prefijado y corto en el tiempo como ocurre con las convocatorias de concurrencia competitiva. La convocatoria será publicada en el BON el próximo día 6 de marzo.

La última de las convocatorias tiene por objeto apoyar la mejora de la productividad de las empresas, para que ello redunde directamente en un aumento de su competitividad y, por tanto, facilite la consolidación y/o el crecimiento de la empresa. Se destinarán 639.000 euros, cofinanciados al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEDER). Con esta cuantía, por un lado se costeará el 30% de la inversión que la empresa realice en proyectos de mejora tecnológica de sus procesos de producción, organizativos y de producto, así como las actuaciones para el rediseño de productos, la sustitución de materiales y la simulación de procesos y creación de prototipos. Este porcentaje podrá aumentarse en función de la creación de empleo que conlleve el proyecto o por la configuración de la plantilla en lo que se refiere a igualdad de género e integración de personas discapacitadas.