Durante el primer semestre del año el colectivo autónomo ha generado un total de 55.543 nuevos puestos de trabajo asalariado y 73.891 personas se han sumado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) lo que supone un total de 129.434 empleos netos en los seis primeros meses del año el colectivo autónomo y una media de 719 empleos netos cada día.

En el mismo periodo de 2017, los autónomos generaron algo más de de 100.000 nuevos empleos netos (103.504).

Según datos (que no tienen en cuenta el empleo generado por los autónomos societarios) analizados por Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, (ATA), los autónomos persona física ya generan más de 900.000 puestos de trabajo asalariado, concretamente 9.23.731. Así, en el semestre el número de empleos asalariados generados por los autónomos ha aumentado en 55.543 empleos, lo que supone un ritmo de crecimiento del +6,4%, que prácticamente duplica al ritmo de crecimiento del total del sistema (+3,5%).

Con estos datos, destacan, hay 4,3 millones de empleos bajo el paraguas de los autónomos (3.274.205 autónomos cotizando en el RETA y 923.731 trabajadores contratados por autónomos persona física), lo que representa ya uno de cada cinco empleos que hay en nuestro país.

Además, los datos analizados desde ATA ponen de manifiesto cómo los autónomos han generado en el primer semestre del año el 22,6% del empleo: de los 636.845 cotizantes que gana la Seguridad Social, 129.434 están bajo el paraguas de los autónomos.

De los 3.274.205 autónomos dados de alta en nuestro país a cierre de junio de 2018, el 38,7%, es decir, 1.267.420 personas, están constituidos o pertenecen a algún tipo de forma societaria y el 61,3%, 2.006.785 son autónomos persona física. Éstos, los autónomos persona física han crecido en lo que llevamos de 2018 en 44.011. Los societarios en 29.880 personas.

Centrándonos en esos dos millones de autónomos persona física, las mujeres representan ya el 35,2% del colectivo y su ritmo de crecimiento durante los seis primeros meses de 2018 ha sido muy superior al de los varones: las mujeres crecieron a un ritmo del +3% frente al 1,9% registrado por los varones.