Durante los nueve primeros meses de 2016, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 23.840 autónomos, pasando de los 3.167.998 en diciembre de 2015 a los 3.191.838 en septiembre de 2016. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del +0,8%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.

La evolución del colectivo de autónomos en 2016 pone también de manifiesto, según indican desde el organismo, el brusco descenso de autónomos registrados durante el tercer trimestre del año, correspondiente a los meses de verano, al perder en tan sólo tres meses (julio-septiembre) 17.540 trabajadores por cuenta propia.

Diez de las 17 comunidades autónomas registraron crecimientos en cuanto al número de autónomos a lo largo de los nueve primeros meses del año, siendo Islas Baleares (+11,8%) y Andalucía (+1,7%) las que lideraron dichos crecimientos. Concretamente Islas Baleares ha sumado hasta el tercer trimestre del año 9.759 autónomos y Andalucía 8.325 autónomos.

Además de estas dos comunidades y de la ciudad autónoma de Melilla (+2,5%), las otras ocho regiones que han sumado autónomos a lo largo de 2016 son: Comunidad Valenciana (+1%), Navarra (+0,8%, ya que ha pasado de 47.004 autónomos en diciembre de 2015 a 47.401 en septiembre de este año), Cataluña (+0,7%), Canarias (+0,6%), Cantabria y la Región de Murcia, que registran un aumento del +0,3% entre diciembre y septiembre, Castilla La Mancha y la Comunidad de Madrid, ambas con un crecimiento del número de autónomos cotizando a la Seguridad Social del +0,2%.

Por el contrario, son siete las comunidades que a lo largo de 2016 han perdido autónomos. País Vasco (-1,1%) y Aragón (-0,6%) son las comunidades que más autónomos han perdido a lo largo de los nueve primeros meses del año. También han perdido autónomos: Extremadura (-0,5%), Asturias y La Rioja, ambas con una pérdida del -0,4% de sus autónomos a lo largo de 2016, Galicia (-0,2%) y Castilla y León, que ha registrado un descenso del 0,1% de sus autónomos, lo que en términos absolutos se traduce en 144 autónomos menos que a principio de año.

Al analizar los datos por género, comprobamos cómo el ritmo de creación de empleo autónomo ha sido similar tanto en hombres como en mujeres. Ellos aumentaron en un 0,8% (+16.005 autónomos varones) y ellas en un 0,7% (+7.835 autónomas).