Durante el primer semestre de 2018, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 68.880 personas, pasando de las 3.204.678 en diciembre de 2017 a 3.273.558 en junio de 2018. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del +2,1%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Según la entidad, se trata del mejor semestre en afiliación de autónomos desde que hay registro histórico y un aumento un 35% superior al registrado en el primer semestre de 2017, cuando el número de autónomos creció en 44.201 nuevos trabajadores por cuenta propia.

Las 17 comunidades autónomas sumaron autónomos en el primer semestre del año, excepto la ciudad autónoma de Ceuta la que cierra el semestre en negativo, con un descenso de 43 autónomos. Unos datos, indican desde la federación, más positivos que los registrados en el mismo periodo del año anterior, cuando hubo tres comunidades autónomas que se mantenían en negativo y no lograron sumar autónomos: Asturias (-173 autónomos en los seis primeros meses de 2017), Galicia (-10 autónomos) y País Vasco (-590 autónomos).

Islas Baleares ha sido un año más la comunidad que lidera el crecimiento de autónomos en el periodo analizado con un crecimiento del +12% de sus autónomos, lo que en términos absolutos se traduce en 10.313 nuevos trabajadores por cuenta propia cotizando a la Seguridad Social. Le siguen Andalucía, con un incremento del +3,4% de sus autónomos, Comunidad Valenciana (+2,8%, +9.407 autónomos), Canarias (+2,6%, +3.080 autónomos), Murcia (+2,4%, +2.358 autónomos) y la Comunidad de Madrid, con un aumento del +2,3% y 8.880 nuevos emprendedores.

En el caso de Navarra, el incremento ha sido del 1,1%, al pasar de 47.389 autónomos en diciembre de 2017 a los 47.917 en junio de 2018 (528 altas más).

En el otro extremo, pero siempre con aumentos en cuanto al número de cotizantes al RETA se situaron Asturias y Castilla y León, que vieron aumentar el número de autónomos un 0,3% en ambos casos, lo que se tradujo en 690 nuevos emprendedores en el caso de Castilla y León y de 239 en el de Asturias.

Desde el punto de vista del género, el ritmo de crecimiento de las mujeres ha sido muy superior al de los varones: las mujeres crecieron un 2,8% en el semestre y los varones lo hicieron un 1,8%. En términos absolutos los hombres aumentaron en 37.595 durante el primer semestre y las mujeres lo hicieron en 31.285. Es decir, las mujeres representaron el 45,4% de las nuevos autónomos que cotizan en el RETA.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo todos los sectores de actividad suman nuevos autónomos en el primer semestre del año. Hostelería, actividades profesionales y construcción han sido las que han sumado más autónomos, en valores absolutos, con 10.225 autónomos más en hostelería, +10.049 en actividades profesionales y +9.935 en construcción, concentrando estas tres actividades el 43,8% del crecimiento de autónomos durante el primer semestre de 2018.