La Asociación de Trabajadores Autónomos de Navarra, ATA Navarra y Caja Rural de Navarra han suscrito un convenio que tiene un doble objetivo: facilitar a los emprendedores de la Comunidad foral todos los trámites necesarios para la puesta en marcha de sus proyectos y apoyar a los autónomos ya implantados en la fase de consolidación y expansión de sus negocios.

El presidente de ATA Navarra, Juan Carlos Equiza y el responsable de Convenios de Caja Rural de Navarra, Fernando Soto, fueron los encargados de rubricar el acuerdo, con el que la entidad bancaria refuerza su apuesta por el colectivo de autónomos.

Los emprendedores pueden acogerse al Programa Inicia, de la Caja Rural, que incluye un servicio de asesoramiento, jurídico, técnico y laboral, y orientación por parte de ATA respecto a los trámites necesarios para poner en marcha el proyecto. Por su parte, Caja Rural de Navarra demuestra su apoyo al asociacionismo, en el marco de este programa, apadrinando durante su primer año a los nuevos autónomos como socios de ATA. Además, la entidad ofrece un servicio de asesoramiento gratuito sobre la estructura financiera que mejor se adapta a sus necesidades, así como el acceso a la Línea Inicia, un programa de financiación en condiciones preferentes para emprendedores.

Reducir la estructura de costes

Uno de los principales problemas del autónomo para consolidar su proyecto es conseguir una estructura de costes acorde con su nivel de ingresos, que permita la viabilidad del negocio. El convenio formalizado entre Caja Rural y ATA tiene como misión reducir la estructura de costes del autónomo, especialmente en todos aquellos aspectos relacionados con la financiación y gestión de cobros y pagos. Para ello, los asociados de ATA Navarra podrán acogerse a las ventajas del Programa Promueve, con el fin de dar respuesta a sus necesidades financieras.

El programa incluye la apertura de la Cuenta Promueve para autónomos sin comisiones de mantenimiento y administración, infomail gratuito, Ruralvía gratuito, ingreso de cheques nacionales gratuito, transferencias gratuitas así como la emisión de cheques y talonarios. Además, podrán acceder al Crédito Promueve, de hasta 6.000 euros sin comisiones y un tipo de interés bonificado y se les proporcionará un Vía-T, sin cuota de mantenimiento, con el que podrán realizar el pago en autopistas de peaje sin detener el vehículo.

También disfrutarán de bonificaciones en su TPV, lo que les permitirá reducir la tasa de descuento aplicada a las ventas cobradas a través de tarjetas, y podrán disponer del anticipo de la facturación a través del TPV, con lo que disfrutarán de una mayor liquidez, así como de asesoramiento jurídico y asistencia informática gratuitos.

Una vez consolidado el negocio, la principal dificultad a la que se enfrentan los autónomos a la hora de abordar planes de crecimiento para su empresa es la financiación. El convenio contempla diferentes líneas que permitirán al emprendedor poner en marcha el plan de crecimiento que mejor se adapte a su empresa, ya sea a través de líneas de financiación oficiales, de otras fuentes de financiación, como leasing o renting, descuentos comerciales o avales.

Junto a ellas, Caja Rural de Navarra pone a disposición de los autónomos diversas líneas de financiación propias, que contemplan créditos para cubrir las necesidades de tesorería, préstamos y créditos a medio y largo plazo, con garantía personal para cubrir las necesidades derivadas de la actividad empresarial o préstamos y créditos a largo plazo con garantía hipotecaria, con destino a la financiación de inversiones.