Navarra ha perdido en el último año 70 personas trabajadoras autónomas. En septiembre de 2016, contabilizaba 47.401, cifra que en septiembre de este año era 47.331, lo que supone un descenso del 0,1%.

Estos datos han sido aportados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) que indica que, a escala estatal, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha visto aumentar su número de afiliados en 24.433 autónomos en el último año, pasando de los 3.191.839 en septiembre de 2016 a los 3.216.272 en septiembre de 2017. Este crecimiento, en términos relativos, supone un incremento del 0,8%.

El informe de ATA destaca que el comportamiento del colectivo de autónomos durante el último año ha sido dispar, dependiendo de las autonomías. Así, nueve de las 17 comunidades autónomas han perdido autónomos en el último año frente a otras ocho que han registrado importantes crecimientos.

Entre las comunidades que ganan autónomos cabe destacar el caso de la Comunidad de Madrid, que suma 9.093 nuevos autónomos en el último año, lo que representa prácticamente el 40% (el 37,2%) de los nuevos autónomos.

En términos relativos, Canarias (+2,7%), la Comunidad de Madrid (+2,4%) e Islas Baleares (+2,2%) son las comunidades que lideran en el último año el crecimiento de autónomos. Además de éstas, las comunidades que logran sumar autónomos son: Andalucía (+1,7%), Murcia (+1,2%), Comunidad Valenciana (+0,9%), Cataluña (+0,8%) y Extremadura (+0,5%).

Por el contrario, Castilla y León ha sido la comunidad que ha liderado el descenso de autónomos en el último año, con una pérdida del 1,1% del total de sus trabajadores por cuenta propia, lo que en términos absoluto se tradujo en 2.300 cotizantes al RETA menos. A ésta le siguen de cerca Asturias y Galicia, con una pérdida del 1% y 0,9%, respectivamente, de sus trabajadores por cuenta propia.

Además de estas tres, las otras seis comunidades que no han logrado sumar autónomos en el último año han sido: Aragón y Cantabria, ambas comunidades con una pérdida del -0,5% de sus autónomos, País Vasco (-0,7%), Castilla La Mancha (-0,2%), Navarra (-0,1%) y La Rioja, con una pérdida de 11 autónomos.

Al analizar los datos por género, el ritmo de creación de empleo autónomo ha sido ligeramente superior en el caso de las mujeres emprendedoras. Los varones cotizantes al RETA aumentaron en un 0,6% (+13.125 autónomos varones) y ellas en un 1% (+11.308 autónomas).

En valores absolutos, prácticamente se iguala el número de hombres y mujeres los emprendedores que suma el RETA: el 53,7% fueron varones frente al 46,2% de mujeres.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo el comercio ha sido el gran perjudicado por la pérdida de empleo autónomo en el último año: hay 8.148 autónomos que se dedican al comercio menos que en septiembre de 2016. Junto al comercio, los otros dos sectores que han perdido autónomos en el último año son hostelería (944 autónomos que hace un año) y agricultura, con 144 cotizantes menos.

Frente a esto, los demás sectores de actividad han sumado emprendedores en el último año, destacando los crecimientos de las actividades profesionales (+7.779 autónomos), construcción (+5.557 autónomos), actividades sanitarias (+3.834 autónomos), actividades inmobiliarias (+3.163 autónomos), educación (+2.710 autónomos) y transporte, que suma 2.014 nuevos trabajadores por cuenta propia.