Según los datos a los que ha podido acceder la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) procedentes del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la cifra del número de personas en desempleo que optaron por capitalizar la prestación para iniciar una actividad económica como trabajadores autónomos en el conjunto del año 2012 fue de 65.043. Los meses con mayor número de beneficiarios que optaron por esta medida fueron febrero y marzo, con 6.821 y 7.479, respectivamente.

Según indican en una nota de prensa, llama la atención la disminución de solicitudes durante el tercer trimestre del año (12.773 autónomos), aunque es valorable el aumento que se produjo durante el cuarto trimestre (15.472), tras la extensión del pago único del 100 por ciento para los jóvenes menores de 30 años y mujeres menores de 35.

La comparación de estos registros, con el número total de altas que se produjeron a lo largo del año 2012 en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aporta, según UPTA, un dato significativo, un 11,02% de los nuevos trabajadores autónomos que accedieron al sistema, lo hicieron a través de esta medida.

En total, el número de autónomos que seguía beneficiándose del pago de la capitalización a lo largo del año 2012 fue de 138.155. Esta cifra incluye también a aquellos autónomos que capitalizaron en 2011 y que seguían compensándose el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social con cargo a las prestaciones que tenían reconocidas.

Al analizar la distribución por tramos de edad, se observa cómo, del total de trabajadores autónomos que percibieron algún pago procedente de la capitalización del desempleo, el segmento que más se benefició fue el de los 35 a los 39 años, representando el 23,82% de los destinatarios totales de la medida (32.912 autónomos); seguido del de los 40 a los 44 años, que supuso el 19,96% (27.581 autónomos). El segmento de los menores de 30 años registró el 10,97% (15.162 autónomos).

Por género, los hombres son los que registraron un mayor porcentaje de los beneficiarios con un 72,26%, frente al 27,74% de las mujeres. Es destacable como el 21,44% de las autónomas que percibieron la capitalización durante el año 2012 se encontraba dentro del rango de edad de los 30 a los 34 años, periodo en el que las mujeres pueden acceder al 100 por ciento, y no los hombres.

La cifras muestran que la reforma incorporada al Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero, por la cual los jóvenes desempleados que se constituyen como autónomos hasta los 30 años y las mujeres hasta 35 pueden cobrar en un pago único toda su prestación por desempleo, fue una decisión acertada. “Por ello es imprescindible que se haga extensible al resto de tramos de edad que actualmente lo puede hacer hasta un 60% y la cantidad restante con cargo a las compensaciones de cotizaciones mensuales a la Seguridad Social”, subraya Reyna.

UPTA considera que esta medida ha impulsado el número de personas que piden la capitalización y pone su especial atención en el grupo de edad de 35 a 49 años, que es el que hace más habitualmente uso de esta medida de promoción del autoempleo (un 43,79% sobre el total). Además, por sus características, es el que con más decisión puede abordar procesos de emprendimiento y autoempleo como medio para volver a acceder al mercado de trabajo al no contar con muchas más alternativas.

En este sentido, UPTA valora positivamente 2 medidas concretas adoptadas en el pasado Consejo de Ministros del 22 de febrero de 2013. Por un lado, la que permite que la capitalización de la prestación por desempleo pueda utilizarse para adquirir servicios de asesoramiento, formación e información, y por el otro la que posibilita que los desempleados que decidan establecerse como autónomos puedan beneficiarse de la exención completa en el IRPF de las prestaciones por desempleo cuando el abono de la prestación sea en forma de pago único (hasta ahora la exención abarcaba hasta los 15.500 €).

Para seguir potenciando esta medida, UPTA pedirá al Ministerio de Empleo que todas las personas que capitalicen su prestación puedan acceder a un programa de asistencia técnica y seguimiento al menos durante el primer año de actividad, “con el fin de consolidar la iniciativa económica”, concluye Sebastián Reyna.

El estudio realizado por UPTA muestra también que 664 autónomos discapacitados se han beneficiado de la medida de la capitalización durante el año 2012, representando un 0,48% sobre el total de autónomos que también lo han hecho.

Por último señalar que los trabajadores autónomos representan el 95,03% de los beneficiarios, frente al 2,97% de los socios de cooperativas y el 2,95% de socios de sociedades laborales.

Fuente: UPTA