Según estimaciones obtenidas por la Asociación de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI) a través de la plataforma europea EDC, el volumen de inversión en España alcanzó en la primera mitad de 2018 la cifra de 3.064M€ en 334 inversiones. En este periodo se cerraron 4 megadeals (operaciones de más de 100M€) en 5 empresas (CVC Capital Partners en Gas Natural, Orient Hontai Capital en Imagina Media Audiovisual, Ardian en Grupo Monbake, Cinven en Planasa y TowerBrook Capital, Torreal y Penninsula Capital en Aernnova).

Según el tipo de inversor, los fondos internacionales siguen demostrando un gran interés por España al ser responsables del 77% del volumen total invertido en un total de 50 “deals”. Los inversores nacionales privados, por su parte, cerraron 214 inversiones, mientras que los inversores nacionales públicos protagonizaron 70 inversiones.

Por tamaño de las inversiones, el middle market (operaciones con una inversión en equity entre 10M€ y 100M€) alcanzó un máximo histórico al acaparar un volumen total de 961,4M€ en 32 inversiones. De las cuales, el 85% recibió menos de 5M€ en equity. Además, se cerraron un total de 4 megadeals, por una suma de 1.820M€ (60% del volumen total).

Según la etapa de desarrollo, destacó la inversión en buy outs, con un volumen de 2.297M€ en 26 inversiones. Respecto al capital expansión (growth), se realizaron 59 deals por 348M€.

La inversión de los fondos de Venture Capital registró un volumen de 163M€ en un total de 243 inversiones. De ellas, 155 fueron protagonizadas por los fondos nacionales privados, 60 por fondos públicos y 28 por fondos internacionales.

Para el conjunto del Venture Capital & Private Equity español, los sectores que más volumen de inversión recibieron fueron Energía (38%), Productos de Consumo (14%) y Comunicaciones (13%). Por número de “deals” destacaron Informática (127 inversiones), Productos de Consumo (43) y Biotecnología (26).

El fundraising (fondos levantados por el capital privado para invertir) captado por parte de los inversores nacionales privados alcanzó 783,6M€, un 35% menos que en el mismo periodo del año pasado.

El volumen de desinversión continúa funcionando a buen ritmo, al registrar una cifra estimada (a precio de coste) de 609M€ en 146 operaciones.

El 65% del volumen fue desinvertido mediante “Venta a otra entidad de Capital Privado (secondary buy out)”, el 23% como “Venta a terceros” y el 7% como “Recompra de accionistas”.